Descubro con mis amigos el hábitat de los Pingüinos

Nuestra aventura relacionada con el proyecto continúa, en esta semana queremos compartirles la manera como vamos navegando en este ancho mar de aprendizajes en el que cada uno de los niños nos sorprenden al compartirnos las investigaciones que en compañía de ustedes realizan, en ellas se puede reconocer su capacidad de comprensión, pero sobre todo se hace evidente el disfrute por los aprendizajes adquiridos con las temáticas que cada semana se han ido trabajando.

En cada uno de los encuentros hemos reconocido que los pingüinos viven en el Antártico, es decir, en el Polo Sur. Sí, en el Polo Sur. Al contrario de lo que los niños pensaban desde sus saberes previos, pero luego de este gran recorrido por el hábitat de estas especies descubrieron que en el Polo Norte no hay pingüinos. Y… ¿dónde está el Polo Sur? pues investigamos a través de la búsqueda en una imagen del planeta Tierra (o bola del mundo, como algunos niños dijeron), y señalamos dónde estamos nosotros y dónde está el Polo Sur

Con el desarrollo de nuestro proyecto hemos tenido la oportunidad de disfrutar a través de juegos de imitación los movimientos del pingüino, logrando afianzar habilidades motrices que les permiten desplazarse por los diferentes espacios con seguridad; mientras que por medio de las adivinanzas van consolidando análisis e inferencias propias de su desarrollo intelectual y crítico, ya que al escuchar con atención el enunciado de las mismas, pueden comprender el lenguaje, y asociar ideas para poder identificar la respuesta correcta.

Cuando de disfrutar del baile y la interpretación musical se trata, las canciones como “Samy el heladero” “el baile del pingüino” “el pingüino y la gallina” han sido las indicadas para memorizar la letra y poner en escena su expresión corporal, haciendo de nuestro salón todo un lugar mágico de diversión.

Por otro lado, queremos contarles que cuando nos enfocamos en tratar de materializar nuestro proyecto  se han ido recopilando ideas alusivas a los elementos que harán parte de la ambientación y montaje para el gran día, la socialización, estas surgen de los imaginarios que cada uno tiene y que logran desde sus voces ir consolidando los prediseños que como grupo hemos logrado ,  es por esto que con una actitud de alegría, entusiasmo, creatividad, diversión y compromiso que se refleja en los niños, se está llevando a cabo la elaboración del hábitat y a los pingüinos como protagonistas de esta historia; creaciones gráficas que dan cuenta de los aprendizajes que se adquieren de manera significativa en cada semana tanto a nivel cognitivo como en sus habilidades motrices.

Es así como de manera colectiva se está logrando crear la estructura de lo que será “pingüilandia” convirtiendo nuestro salón en el Polo Sur, es por esto que los invitamos a que sigan disfrutando junto a nosotros de estas maravillosas experiencias que alimentan nuestros corazones de aventuras y aprendizajes sin fin.

 

Paula Tatiana Cossío Cuervo

 Directora de grupo