Pinguilandia

 

Esta gran historia comienza en el mes de febrero, tiempo en el cual los niños a través de sus intereses y exploraciones aprovechan cada una de las asambleas propuestas para expresar cuáles son esos temas de gran interés para ellos y mediante sus voces las profes comenzamos a escuchar que desean conocer acerca de: la “Revolución Francesa”, “los países de Europa”, “las estrellas”, “los tiburones” “el cuerpo humano” y “los pingüinos”. Cada semana por su propia iniciativa empezaron a compartir con el resto del grupo lo que en casa y con apoyo de sus padres, iban consultando y que reflejaba esa diversidad de intereses y gustos. De esta manera en las asambleas se generaron largas e interesantes tertulias cargadas de aprendizajes sorprendentes, que les han permitido reconocer características de aquellos lugares y hábitats que hacen parte del mundo.

Pasadas algunas semanas en medio del deseo de los niños por elegir el tema que les permitiría vivir de manera especial esta gran aventura, se les invitó para que desde la democracia cada uno realizara su tarjetón de votación, para que, de esta manera, desde la igualdad, el derecho a la participación y la elección se definiera el proyecto. El elegido fue “Los pingüinos”. Este día se desataron de manera descontrolada sonrisas, celebraciones, porras y diálogos con los que expresaban lo divertido que había sido este momento de elección.

A partir de ese instante en nuestro salón de clases, nada ha vuelto a ser igual, pues cada uno de los días han estado pintados de muchísimos colores que representan el gran interés y el deseo por aprender, la felicidad de explorar, descubrir nuevos aprendizajes y el disfrute por compartir momentos cargados de alegría con el resto de sus compañeros.

Las temáticas que han surgido desde las propuestas de los niños para seguir desarrollando el proyecto tienen que ver con las enfermedades de los pingüinos, el tiempo de vida que tienen cada uno, el tamaño de su cuerpo, la manera como construyen su hábitat para protegerse de los animales y del tiempo de lluvia.

Dentro de los aprendizajes adquiridos por el grupo se encuentran aspectos relevantes tales como “Los pingüinos son aves acuáticas no voladoras”, “Viven principalmente en el hemisferio sur de la Tierra”. “A pesar de ser aves, no pueden volar”. “No tienen alas suaves y flexibles sino aletas, y por eso suelen ser excelentes nadadores”. Desde cada una de las dimensiones con los niños se han adquirido aprendizajes significativos que enriquecen y aumentan sus posibilidades; en la dimensión comunicativa desde la expresión corporal, ya que el imitar el desplazamiento que tienen los pingüinos contribuye al dominio del espacio, al conocimiento de su cuerpo y el de los demás, así como a la exploración de las posibilidades motrices. En la dimensión comunicativa cada niño ha tenido la posibilidad de expresar con un lenguaje fluido sus conocimientos e ideas que han surgido de las investigaciones sobre las temáticas relacionadas con el proyecto, invitándolos a conocer diferentes acontecimientos y fenómenos de la realidad, a construir mundos posibles desde la sensibilización sobre el cuidado del planeta y los diferentes hábitats, a establecer relaciones para satisfacer necesidades, formando vínculos afectivos, expresando

emociones y sentimientos. Desde la dimensión cognitiva como grupo se ha logrado la adquisición de saberes con los que cada uno pueda actuar, analizar, crear y transformar permitiendo la construcción del conocimiento y la producción del nuevo saber desde los diferentes conceptos.

Para nosotros los profes quienes vamos de la mano de los niños acompañando esta linda aventura, cada día se convierte en una hermosa oportunidad para descubrir grandes aprendizajes. Por esta razón queremos invitarlos para que se contagien del deseo por querer seguir viviendo cada uno de estos momentos cargados de aprendizajes tan significativos.

Paula Tatiana Cossío Cuervo- directora de grupo